ETA CESA SU LUCHA ARMADA, SOLO EL DIÁLOGO SOLUCIONARÁ CONFLICTOS

Mundo sin Guerras y sin Violencia España celebra que ETA abandone la lucha armada incondicionalmente.

Nos reconforta saber que los derechos e inquietudes del pueblo vasco pasarán a ser considerados legítimas aspiraciones de las personas. Confiamos en que la sombra de los crímenes cometidos por unos pocos deje de desviar la atención de las aspiraciones de los pueblos que hoy, más que nunca, alzan su voz ante toda forma de violencia: física, económica, institucional, social, sicológica…

Valoramos muy positivamente el fin de esta lucha armada. El camino de la violencia conduce a la división social, al desgaste, a la pérdida de la razón, a la muerte e incremento de la violencia. El cese de la violencia abre nuevos escenarios de diálogo que permitirán resolver conflictos.

Ante las opiniones vertidas desde las distintas tribunas políticas y mediáticas, confiamos en que los gobiernos español y francés sepan aprovechar la oportunidad, más allá del rédito político, creando mesas de diálogo con todos los implicados. Es momento de abrir una vía real de diálogo para reconciliar y hacer un camino de paz a las mejores aspiraciones de los pueblos.

Nos preguntamos cuándo el gobierno del estado va a abandonar la presencia militar española en Afganistan. Finalmente las opciones que avanzan son las que promueven el diálogo por encima de la confrontación. El camino de ingerencia es una vía muerta que lo único que hace es agravar el conflicto. Léase Irak, ahora Libia… ¿Cuántas decadas necesitarán esos países para superar esas guerras?

La guerra nunca es el camino.

Ana Isabel López
Equipo de Coordinación Estatal – MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA ESPAÑA.